Quienes hayan tenido la experiencia de programar en Python sabrán que este lenguaje de programación de propósito general incluye por defecto una gran cantidad de funciones para toda clase de tareas sobre todo en lo relativo al tratamiento de listas, tuplas o diccionarios. También sabrán que cualquier proyecto, por pequeño que sea, suele tener unas cuantas dependencias en forma de módulos de Python que podemos encontrar a través de los repositorios de nuestras distribuciones favoritas. No obstante, es una lata…

Un shell, es un interprete de comandos (interfaz). O sea, un intermediario que se encarga de traducir los comandos del usuario, a instrucciones que solo el núcleo o kernel del sistema operativo entiende. En GNU/Linux utilizamos el interprete de comandos Bash, creado por Brian Fox para el proyecto GNU. Pero dado que cualquier interprete o interfaz de usuario puede ser considerado como un shell, no podemos olvidar las interfaces gráficas KDE, Gnome, Xfce y Lxde. Hay más, pero solo espero…